El Ávila es la montaña más querida para todos caraqueños. Si bien Venezuela tiene muchos lugares hermosos, donde reina las bellezas y nosotros tenemos pensado dar a conocer muchos de ellos, uno de ellos es el Parque Nacional El Ávila o Parque Nacional Waraira Repano como usted le prefiera llamar.

El Ávila fue declarado Parque Nacional  en 1958. Está localizado en el tramo central de la Cordillera de la Costa, limitado por Catia La Mar y parte de oeste de Caracas, y por Chuspa y Barlovento al este. Posee una superficie de 85.192 y su punto más bajo está a 120 metros de altura, mientras que el más alto (el Pico Naiguatá) se encuentra a 2.765 metros de altura.

Puede ser visto desde casi todos los lugares de la ciudad de caracas, es el pulmón de la ciudad un área donde puedes ir a pasear, hacer ejercicio ya que cuenta con una gran variedad de senderos, a lo ancho de su superficie. Entre ellos están:

  • Cotiza
  • Chacaíto
  • Sabas Nieves
  • Pajarito
  • Cachimbo
  • La Julia

El Ávila y su historia

El cerro era conocido por los antiguos habitantes del valle de la actual Caracas, de etnia Caribe, llamado “Warairarepano”. Cuyo nombre supuestamente significa algo como: “la ola que vino de lejos” o “la mar hecha tierra”. Es así como empieza la historia de acuerdo a  la mitología indígena, ya que en tiempos antiguos no existía la montaña. Según la historia, todo era plano y se podía ver hasta el mar.

Un día las tribus ofendieron a la gran Diosa del mar y ésta quiso acabar con todo el pueblo, por lo que levantó una gran ola, la más alta que se había visto y toda la gente se arrodilló e imploró perdón de todo corazón a la Diosa. Cuenta la historia, que justo cuando iba a descender la ola sobre ellos, se convirtió en la gran montaña que hoy existe, en donde la Diosa se había apiadado y había perdonado a la tribu.

Sin embargo, luego de la fundación de la ciudad de Caracas en 1567, el Alférez Mayor de Campo Gabriel de Ávila, originario de la localidad española de Trujillo (Cáceres), le es concedida una encomienda, sube el cerro y establece allí su hacienda en 1575 por lo cual el cerro recibiría el nombre de Ávila por en este personaje.

De igual manera, estima que este nombre tomase fuerza, puesto que Caracas se encuentra ubicada en un valle y esta montaña es comparable con una muralla, el nombre “Ávila” haga alusión a la ciudad española de Ávila, conocida por sus muros medievales.

Caminos y Senderos del Parque Nacional El Ávila

Caminos y Senderos del Parque Nacional El Ávila

 Le queremos mostrar la belleza de sus diferente senderos, así puede escoger el día que decida visitar este maravilloso lugar pueda escoger por donde subir y conocer.

Lee más de 54 Cosas que no sabías de Caracas

Vegetación del Ávila

La vegetación es de bosque de montaña, las cuales se distribuyen en función de la altura y que podemos ver a lo largo de nuestra travesía en caso de hacer trakking en ella. La distribución de la vegetación es así:

  • En medio de los 100 y 150 m. se encuentra el bosque xerófilo.
  • Entre los 800 – 1.500 msnm, se localiza el bosque ombrófilo que se caracteriza por presentar 2 a 3 estratos arbóreos y sotobosque relativamente denso.
  • En medio de los 1.200 – 2.200 msnm: bosques abundan especies de las familias de las orquídeas, helechos, bromeliáceas, aráceas, se han reportado especies endémicas .
  • En las regiones superiores de la Silla de Caracas y el Pico de Naiguatá se encuentra una vegetación característica de subpáramo arbustivo costero, constituido por arbustales abiertos de 1 – 3 m. de alto con un estrato herbáceo relativamente bien desarrollado.

Fauna

La fauna del Parque Nacional Warairarepano es altamente diversa y se estima que en sus bosques se alojan más de 120 especies de mamíferos, aproximadamente 20 de anfibios y otras 30 de reptiles. Uno de sus mayores atractivos son las casi 500 especies de aves que se pueden observar en el parque, cantidad que representa el 36% de la avifauna venezolana.

Entre los mamíferos que han desarrollado su hábitat en este parque tenemos el rabipelado, el Puma, el venado matacán, el zorro, el cachicamo, el cunaguaro, la lapa, ardilla, el picure, el puercoespín, entre otros. De las aves, al menos trece especies son endémicas o presentan una distribución restringida, cabe mencionar la guacharaca, el cristofué, el querrequerre, el turpial y aproximadamente unas 36 especies de colibríes.

En cambio, los reptiles están representados principalmente por las serpientes como la cascabel, la tigra mariposa y varias especies de corales.

Hidrografía de El Ávila

Múltiples quebradas se encuentran en todo la montaña, siendo estas vertidas  en Caracas, en el Río Guaire o en La Guaira, directamente al mar. Los caudales no son de gran envergadura, y son del tipo longitudinal. Algunas de las más importantes y conocidas son:

  • Quebrada Quintero
  • La Quebrada Honda
  • Quebrada Anauco
  • La Quebrada Gamboa
  • Quebrada Catuche
  • La Quebrada Cotiza
  • Quebrada Sebucán
  • La Quebrada Los Chorros

Hoy hablaremos del más conocido: Sabas Nieves

Sabas Nieves es un rincón del Ávila rinde homenaje a un famoso Guardaparques. Para los amantes de la naturaleza, Sabas Nieves es una parada obligada, ya que es un lugar donde se conjuga la agitada Caracas y el silencio que el cerro Ávila es capaz de regalar.

El paisaje en colores áridos y verdosos, un clima agradable impregnado por el aire puro y el camino empinado son los atractivos que invitan a sus visitantes a desconectarse de la rutina y a practicar un poco de ejercicios. Mientras para algunos Sabas Nieves es sinónimo de esparcimiento y ejercicio, para Héctor Nieves es recordatorio de compromiso laboral, gratitud y amabilidad. Tres de las características de su tío Sabas, a quien se le hizo un homenaje en uno de los rincones del Guaraira Repano.

Héctor, al igual que Sabas (el tío), Rafael Emilio (el papá) y Emilio (el abuelo), se desempeña como Guardaparques. El puesto Lomas del Viento está bajo su custodia desde el año 1994, lugar que ocupó su padre.

Aunque el letrero ha sido renovado, originalmente fue clavado por el ingeniero José Rafael García (responsable de la reforestación planificada del Ávila en 1960), el arquitecto Mario Gabaldón (presidente de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales y antiguo Presidente de Inparques), Antonio Sánchéz (jefe de guardaparques para la época), el perito Antonio Abreu (director del personal del Ávila), y el grupo excursionista de Caracas. Antes de este acto en honor al guardaparques, la zona era llamada Loma Serrano. Hoy ese nombre lo conserva la terraza que está a 200 metros del puesto de Sabas Nieves II. (Fuente: El Estímulo)

¿Cómo era Sabas Nieves?

La descripción de Héctor acerca de la labor de su tío, hace referencia a la importancia del trabajo de un guardaparque. Las funciones parten desde la custodia del entorno natural y van hasta la misma protección de quienes incursionan en él.

“Él enseñaba cómo y dónde encender fogatas, explicaba el porqué de cerciorarse de apagar la última llama, porqué la obligación de no ensuciar las aguas, la importancia de conservar y preservar la naturaleza, de no depredar, ni molestar la fauna… Y todo esto lo hacía de una manera gentil y educada. Tenía gran apego a los animales, y era frecuente y todo un espectáculo verlo rodeado de guacharacas y querre-querres, que se posaban frente a su casa para comer”.

Seguidamente, Sabas Nieves se inició en el año 1961 como Guardaparque. En 1972 cuando fallece, sus amigos tuvieron la iniciativa de colocar una placa de madera con su nombre en este lugar del Ávila.

También te contamos acerca de las 12 Leyendas sobre El Ávila

Visita el Ávila – Sitios de Interés

Sin ser ajenos a la realidad del país, queremos que muchos visiten este parque Ávila y por ello advertimos que no se escapa del problema de la inseguridad. Al visitar Sabas Nieves o cualquier parte del Parque te recomendamos no llevar objetos de valor, ni nada que llama la atención.

Por lo tanto, por su seguridad y para que pueda disfrutar sin vivir una mala experiencia. La aventura en el Ávila ahora es que empieza al visitar todos estos sitios:

  • Pico Naiguatá
  • Pico Oriental
  • Teleférico
  • Los Venados
  • La Julia
  • Galipán y su picacho
  • Cueva de los Palmeros
  • La fila Maestra
  • Lagunazo
  • El Mausoleo de Knoche.

Conoce más de Venezuela y de sus Ciudades con 72 Cosas que no sabías de Maracaibo

Fuente: María F Sigillo y Varios

2 comentarios en «Parque Nacional El Ávila o Waraira Repano»

  • Miguel Angel Gavidia

    Desde Caracas Venezuela puedo agregar que en el Parque El Avila es un ejemplo de turismo ecológico, por lo general es visitado por personas con educación donde hay muy pocas en el mundo. Cada dia se destruyen muchos paisajes naturales, por falta de información, ya que dejan la basura que traen de la ciudad. Pocas personas e instituciones turisticas contribuyen a evitar su deterioro. En Caracas el turista debe pagar una tasa por su visita al parque para recoger la basura que deja. Miguel Angel Gavidia.

    Responder
    • Por Una Venezuela Posible

      Así es, o por lo menos pagarlo a través de impuestos para garantizar su conservación. Saludos

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *